4 de enero de 2011

Los zombies y la socialdemocracia


El chiste de hoy de Público nos revela que la socialdemocracia es un estado similar al del zombi.


Podría entenderse que es un estado mental, similar a la de la hipnosis, pero podría entenderse desde otro punto de vista: la de la muerte en vida. Este es el sentido que tiene la respuesta de la madre. La socialdemocracia es una idea que parte de un presupuesto válido y positivo, es decir, apostar por la síntesis entre las reivindicaciones sociales de la izquierda y el sistema democrático representativo, propio de los sistemas liberales capitalistas.

En un primer momento, esta idea de la socialdemocracia podría funcionar. No obstante, elementos como la globalización, la crisis y los intereses financieros y empresariales optan por la destrucción de este sistema mediante: retirada de servicios o, en su defecto, la privatización de los mismos (como puede pasar con la sanidad, la educación o la asistencia a mayores; con la cobertura al desempleo o el servicio de correos). Todo ello se ha convertido en la lápida que encierra a la moribunda socialdemocracia. Se convierte así en un lastre que empuja al Estado del Bienestar hacia su total desaparición, pues es un "gasto" que es impensable para los prebostes del liberalismo y algo imposible también para quienes defienden sus intereses empresariales. Tales gastos no se pueden afrontar, porque no dan beneficio. Como si el Estado fuese una empresa con ánimo de lucro.

Por eso mismo, la niña habrá entendido qué le ha querido decir la madre. En cambio, si su pregunta va por el estado de hipnosis que sigue la socialdemocracia, en el sentido de que sólo ve lo que dictaminan los Estados afines a los intereses financieros de grandes empresarios (aquellos que cada vez son más ricos) y que la van desvalijando poco a poco, terminará inexorablemente como su madre bien le indica: cubierta y bien cubierta.


Ver también:

No hay comentarios: