11 de septiembre de 2007

Libertad de expresión.

Salud!

Leyendo anoche el blog de David Bravo me quedé estupefacto al ver su última entrada. Se trata, nada más y nada menos, de una declaración de uno de los prebostes de la cultura, adalid de la buena música, cabeza de turco y marioneta vocinglera de nuestra querida $GA€. Para no llegar a confusiones aclaro: David Bisbal y la frase, cito textualmente, es: "En este país hay demasiada libertad de expresión".

Bien, en primer lugar quiero decir que sí, menos mal que en este país hay libertad de expresión y tanto él como yo podemos expresar "libremente" nuestras opiniones sin necesidad de temer represalias, exiliarnos del país o vivir en la clandestinidad.

En segundo lugar, da pena que alguien como él represente -aunque muchos, entre los que me incluyo, no nos sintamos representados por semejante personaje- nuestra provincia en el país y en el resto del mundo mundial. Que aparezca como un producto de marketing, como si ya no lo fuese, para intentar atraer voluntarios en los Juegos Mediterráneos que se celebraron aquí hace poco más de dos años y como reclamo para que -¿ingenuos?- aficionados al fútbol se abonen al equipo de primera de la provincia.

Y en tercer lugar, si no existiese la libertad de expresión, como en otros tiempos que parece añorar, aunque no los haya vivido, hubiese participado en concursos que se parecen en demasía -por no decir que apestan igual- al que participó el susodicho.

Finalizando quiero decir que es una pena que gente así defiendan la "cultura". La cultura sin cultura o, como dice Jaime Richart -del que soy ferviente admirador y seguidor- en su artículo, los que elogian a la incultura, la charanga y los bucles capilares...

He dicho...

Noticia: Blog de David Bravo

Fuente: Blog de Sonia Blanco

2 comentarios:

Supreme Monkey dijo...

Supongo que siendo de Almeria os tocará más la fibra las declaraciones de un tipo así pero...¿a quién cojones le importa lo que diga el imbécil ese?

Baluar dijo...

Toca la fibra sea de donde sea, lo que pasa es que siendo de Almería y siendo el producto de marketing que es, un hijo de vecino cualquiera -que no orbite alrededor oteses y bisbaladas- se pregunta que por qué un pagafantas como este no se dedica a hacer lo unico que parece que hace bien: cantar...