30 de mayo de 2007

Qué crack el Evola

¡Salud!

El otro día hablábamos sobre Darío Evola y su repentina muerte tras fumarse un cigarrillo de marihuana o de hachís.

Pues resulta que no, que el cigarrillo era de crack.

Lo peor es la reacción de la alcaldesa del Mediolanum romano -Milán para los no adeptos a la lengua de Virgilio- la señora Letizzia Morati, ha aprovechado la noticia para informar a los padres de los postpúberes que pondrán a su disposición dispositivos con los que, a través de la orina de los chavales, podrán saber si han consumido drogas o no.

En mis tiempos, cuando llegabas de marcha tu madre te miraba a la cara y te ordenaba que le echases el aliento a la cara. Mañana les diré a mis hijos: Oye, mea aquí que vea cómo vienes. Él, como los todos hemos arguciado algo, me responderá: Papá es que he hecho antes de llegar a casa...

Vivir para ver...

Noticia: El País

1 comentario:

Feagurth dijo...

Es que la diferencia entre el hachis y el crack es demasiada... xDDDDDDD

Ya me parecia raro que se muriese el chaval solamente por eso... xDDD